Los tres hermanos que huyeron de Alemania Oriental

Posted on diciembre 20, 2012 por

0



Esta es la historia de tres hermanos alemanes que nacieron en Berlin de Este.Ellos lograron escapar de la region comunista burlando todas sus seguridades.

Los tres hermanos Bethke eran hijos de una pareja de altos puestos de la Alemania Oriental, que crecieron bajo las enseñanzas y principios de sus padres que pertenecían al Partido Comunista, pero se sentían prisioneros del régimen, tanto, que soñaban con escapar algún día hacia la libertad y poder conocer el mundo.

Ingo, Holger y Egbert

Ingo, Holger y Egbert

Los intentos de escapar :

Ingo  había hecho su servicio militar en la frontera a lo largo del Rio Elba al norte de Berlín. Llegó a conocer bastante bien la zona y se dio cuenta que había algunos lugaresque no estaban muy bien vijilados y por eso habia algunas posibilidades de escapar. La noche del 22 de mayo de 1975 fue a una zona alejada y cortó los alambres de púas. Luego cruzo un campo de mina y utilizando un largo palo para detectar por dónde podía pisar sin peligro, y por último infló un colchón de aire en las orillas del río Elba para cruzarlo sileziosamente nadando  para no ser visto por las patrullas. Había logrado llegar a la Alemania Occidential.

El escape de Ingo trajo problemas para la familia y sus padres perdieron el empleo. Su hermano menor, Holger, era vigilado constantemente por el régimen porque sospechaban que también podía escapar, y de hecho lo hizo.

Holger logró escapar ocho años después, el 31 de marzo de 1983, utilizando un cable de acero y poleas de madera. El plan de Holger fue mucho más elaborado y complicado, ya que con un amigo ingresó a un edificio cercano a la frontera, haciéndose pasar por electricistas. Llevaba cientos de metros de cable de acero. Subió al ático de la vivienda en el quinto piso y esperó 13 horas para dar inicio a su plan en la madrugada. Durante este tiempo lloró en silencio recordando a su hermano menor Egbert que era muy pequeño e inexperto para acompañarlo y que era el único que sabía de su plan.

Ingo y Holger se fueron a vivir a la ciudad de Colonia, donde abrieron un pequeño bar en el que les iba muy bien, pero no todo era perfecto, ya que sólo vivían pensando en cómo sacar a su hermano Egbert de la Cortina de Hierro.

Los dos hermanos que escaparon, decidieron tomar clases de vuelo en unos aviones ultraligeros soviéticos, era algo que se se había convertido en un hobby en Alemania Occidental. Cuando estuvieron seguros de que podían pilotearlos sin problemas, vendieron el bar y compraron dos de esas pequeñas aeronaves.
Estos artefactos carecían de protección para los tripulantes: eran sólo una ligera estructura de aluminio con dos asientos juntos, unas ruedas diminutas y el motor. Se podían desarmar y transportar en un remolque.

En mayo de 1989, luego de cuatro años de preparativos, Ingo y Holger fueron hasta Berlín Occidental y desde allí le hicieron llegar un mensaje en clave a Egbert. Era la señal para que estuviera listo.

El primer intento de rescate fue el 11 de mayo de 1989, pero fracasó debido al mal tiempo. Dos semanas después lo intentaron nuevamente, y para confundir a los guardias fronterizos, pintaron estrellas soviéticas en las alas de sus aviones. También se vistieron con uniformes militares y usaron cascos con micrófonos para comunicarse entre sí.

Poniendo las estrellas

el 26 de mayo de 1989 a las 4 de las mañana , mientras tanto, su hermano Egbert los esperaba escondido entre los arbustos en el Parque Treptower en Berlín Oriental, preocupado porque el motor de las avionetas pudiera alertar a los vecinos, y que éstos llamen a los soldados. En eso, vio que su hermano Ingo aterrizaba con su avioneta y corrió hacia él, saltó dentro del avión y despegaron nuevamente. Ingo volvía a ver a su hermano Egbert luego de 14 años.
Holger se había quedado en el aire sobrevolando en círculos y pendiente de cualquier emergencia. Ambos aviones tomaron rumbo hacia el norte y cinco minutos después, ya podían divisar la silueta del Edificio del Parlamento en el lado oeste de la ciudad.

Imágenes de filmación que lo lograron

Aterrizaron en el extenso prado que había justamente al frente del Parlamento alemán. Habían sobrevolado de ida y vuelta el Muro de Berlín, a 150 m de altura y nadie se había dado cuenta.
Aquí pueden ver algo de loque publico la prensa alemana algunos días después.

cuando cruzando sobre el Muro de Berlin

Seis meses después del escape en las avionetas, el 9 de noviembre de 1989 cayo el Muro de Berlin…

Anuncios
Posted in: Tours a pie